El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Granja Armengol, yogures y lácteos artesanos como los de las antiguas lecherías

¡Vota este artículo!
Promedio: 3

Frente a los grandes supermercados, los precocinados y la comida rápida, cada vez se valoran más los productos artesanos, hechos como antaño. Es el triunfo del sabor de las cosas hechas con cariño, como en la Granja Armengol, una tienda de Barcelona especializada en lácteos que produce y vende sus propios yogures, quesos, postres, chocolates y helados. Todo hecho de manera totalmente artesanal desde hace más de 50 años.

A pesar de que Granja Armengol ya tiene varias tiendas en Barcelona y Cataluña, sus producciones son a menor escala, no tan industrializadas como las marcas a las que estamos acostumbrados y eso se nota en el sabor de sus yogures artesanos, sus botellas de leche fresca, sus quesos artesanos… Es el mundo de los lácteos en todas sus formas y sabores.

Los quesos artesanos de Granja Armengol

En todas las tiendas de Granja Armengol te reciben con la enorme y simpática figura de una vaquita en la entrada, que le da un aire muy “campesino”. Poco a poco su fama se ha extendido y suele estar llena hasta los topes, por eso si vas a última hora de la tarde es muy probable que no encuentres lo que buscas, los frigoríficos están prácticamente vacíos .

Hay productos que se agotan en cuestión de horas, como el mató, uno de los productos estrella de Granja Armengol, que no se puede ni comparar con lo que venden en los supermercados.



Precisamente el mató es uno de los primeros productos que probé de Granja Armengol. Su sabor a nata tiene mucha más intensidad que el requesón habitual y es perfecto para mezclar con miel artesana, como las que venden ellos mismos (no cometas el error de mezclarlo con miel de supermercado).

Su surtido de mieles es increíble y abarca todas las tonalidades de marrones, nunca había visto tanta variedad de miel junta: miel de castaño, de bruc, de acacia, de romero… y otras de las que nunca había oído hablar.

Los quesos artesanos tienen un espacio propio en las tiendas de Granja Armengol y se venden por unidad o por peso: queso fresco, queso curado, queso de cabra, kéfir, mozzarella e incluso mató light para los que quieren cuidarse, aunque tienen menos sabor. Para remontarse a los sabores de la niñez lo mejor es comprar una de sus botellas de leche fresca que según muchos conserva el sabor de la leche tradicional, cuando los bricks eran todavía algo desconocido.

Los yogures artesanos de Granja Armengol

Pero las estanterías de Granja Armengol están dominadas por yogures artesanos como el yogur coco, el de limón, de arándanos, de avellanas o el yogur de café, al que soy fiel desde el primer día. Se venden en encantadores botecitos de cristal, de esos que luego no querrás tirar a la basura; y pese a que cada uno ronda los 1,50 euros, son yogures grandes en los que cada cucharada merece la pena.

También los hay más baratos de otros sabores e incluso “versiones” pequeñas de yogures y batidos para niños. Los hay con bífidus, con base de mermelada y desnatados, y todos se venden por unidad.

El detalle

¿Una prueba de que la Granja Armengol es 100% familiar? Mira este vídeo que le hicieron a su creador en 2011, al concederle un premio de la Cámara de Comercio de Barcelona. ¡Campechano a más no poder!

Pero el mundo de los lácteos da para mucho y los postres tienen un buen lugar en Granja Armengol: flan de mató, de fresa, de huevo, de turrón, leche de cabra, mousse de tiramisú, tocinillo de cielo, crema catalana… Pero lo que más me gusta son sus tartas de queso, que vienen envueltas con papel de plata y film transparente y una simple pegatina encima con el logo de la Granja Armengol. Más auténtico imposible.

La Granja Armengol es un lugar al que merece la pena peregrinar cada poco. Por ahora tienen unas 7 tiendas en Barcelona y alguna más en otras ciudades catalanas. En su web puedes ver el listado de todas ellas, así que si tienes una cerca aprovecha y coge una bolsa grande, porque la llenarás!

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Gracias!

Granja Armengol, yogures artesanos

Dónde: Carrer de Córsega, 205. Barcelona
Teléfono: 934 19 94 32
Horario: lunes a viernes de 10 a 20 h. Sábados de 10 a 14 h.
Web: www.granjaarmengol.com

 

Opt In Image
¿Quieres conocer sitios deliciosos?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS