El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

La Polpa, buena cocina mediterránea sin vaciarse el bolsillo

¡Vota este artículo!
Promedio: 0

Los grandes techos y la decoración en blanco impoluto de este restaurante mediterráneo de Barcelona llaman la atención desde la calle. Lejos de ser una restaurante de lujo, la comida y la relación calidad precio de La Polpa no están nada mal.

No quiero valorarlo sólo por un plato, pero su delicioso tataki de atún hace que le dé más puntos de los que a lo mejor merece. En general La Polpa es un restaurante que vale la pena probar, tiene un menú mediodía muy asequible que ronda los 10 euros y es mucho más elaborado que los que se suelen encontrar en Barcelona.

Los platos de La Polpa

La Polpa se define como un restaurante mediterráneo con toques orientales. Sí es verdad que hay algún ingrediente oriental pero no pienses en “cocina fusión”. La carta no es especialmente variada pero hay un poquito de todo: ensaladas, verduras, pescados, carnes, pastas y arroces.

Como entrantes La Polpa propone ensaladas bastante apañadas, como la de pollo confitado, manzana y vinagreta de curry o la de habitas confitadas con bacalao y tomate seco. Y para los que ya quieren empezar un poquito más fuerte está el risotto de ceps con virutas de foie micuit o la pasta rellena de espinacas con salsa de queso y nueces.

Pero el plato estrella para mí es el tataki de atún con guacamole y crujiente de plátano. Quizá me dejó huella porque fue el primer sitio donde probé el tataki, pero realmente lo cocinan bien. Un lomo de atún vuelta y vuelta, salpicado por semillas de sésamo que parece pequeño porque el plato donde lo sirven es enorme, o quizá porque ¡al estar tan rico se hace pequeño!

También recomendable la brocheta de pollo teriyaki y arroz salteado con setas y para los amantes del pato, el magret con puré de calabaza y salsa de Pedro Ximénez. Hay que tener cuidado al pedir porque hay platos cuyas raciones se quedan un poco cortas, así que si vas con hambre mejor preguntar al camarero antes que llevarse un disgusto. A veces la moda del “minimalismo” se aplica a ámbitos que no nos interesan…

Los postres de La Polpa no están mal, y aunque ninguno entre en mi top 5 de postres, me gustaron la tarta de queso con coulis de frutas y el pastel de chocolate blanco con frutos rojos. También hay tés y vinos de postre, aunque ¿para qué elegir un vino dulce cuando puedes pedirte un buen pastel?

Un detalle que me gusta del Restaurante La Polpa es la posibilidad de pedir una copa de vino, no la botella entera. El vino blanco de la casa está muy rico, con toques dulces, afrutados y suaves.

Y si te gusta beber y comer en compañía también tienen menús especiales para grupos, que rondan los 20-30 euros, orientados a empresas o cenas más multitudinarias.

El local de La Polpa

Su aire clásico, dominado por tonos blancos y crudos le da mucho atractivo: estanterías llenas de botellas, vajilla y utensilios de cocina, de esos que decoran pero no se utilizan. Todo lo cubre el blanco en este restaurante de Barcelona. Además del piso inferior, tiene una parte más alta con unas pocas mesas, que tienen una vista panorámica de todo el local.

El ambiente es bastante agradable y aunque siempre hay gente nunca lo he visto lleno, por eso no creo que haya problemas si vas sin reserva. Para cenar suele haber dos turnos, a las 21:00 y a las 23:00. Odio que me “digan” cuándo tengo que ir a cenar, pero a veces se agradece que te aseguren una mesa a ciertas horas algo más intempestivas.

En verano tienen una terraza muy agradable, sumándose a los locales vecinos que despliegan sus sillas en la calle Enric Granados. Lo bueno de la terraza es que estás en un sitio abierto, porque las mesas de dentro están para mi gusto demasiado pegadas a la pared y a veces hay que hacer equilibrismos para salir del sitio sin tirar la copa del de al lado.

La atención en este restaurante deja un poco que desear. Las veces que fui los camareros no resultaron especialmente amables y no suelen ni mirarte. Aquí las sonrisas son algo que escasea. Las cantidades son algo justas para estómagos hambrientos, pero con entrante, plato y postre, ni te quedarás con hambre ni con el bolsillo vacío. Además, aunque sólo sea por su tataki de atún, merece la pena ir al menos una vez.

Reserva en La Polpa a través de este banner

(Este banner es un enlace de afiliación. Si reservas mesa desde aquí El Tenedor me dará una pequeña comisión, SIN que a ti te cueste nada. ¡Mil gracias!)



—– CARTA RESTAURANTE LA POLPA —–

La carta de La Polpa se basa en la cocina mediterránea: ensaladas, arroces, pescados y carnes de origen catalán. Tienen menú diario a buen precio. Consulta la carta completa pinchando en “Ver carta”:

BOTÓN-CARTA
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Gracias!

Restaurante La Polpa

Dirección: Carrer d’Enric Granados, 69. Barcelona
Teléfono: 933 238 308
Web: lapolpa-restaurant.com
Precio medio: 20-25 € por persona. También tienen menú del día por 10 €.
 
Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

2 comentarios en “La Polpa, buena cocina mediterránea sin vaciarse el bolsillo

ESCRIBE UN COMENTARIO