El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Da Greco Barcelona, un restaurante italiano a todo lujo

¡Vota este artículo!
Promedio: 0

El mismísimo Don Vito Corleone se habría sentido como en casa si visitase este restaurante italiano, en el que se respira lujo por los cuatro costados, desde por sus majestuosas estatuas interiores y sus estancias de aire señorial, hasta en el hilo de oro de los platos.

El restaurante italiano Da Greco, en Barcelona, ocupa una bonita casa situada en la desapercibida calle Santa Teresa, 10. Desde su antiguo local en Paseo de Gracia, este restaurante italiano se ha ganado una buenísima fama en Barcelona y se ha convertido en un clásico de la ciudad.

Entrada-restaurante-italiano-Da-Greco-Barcelona

La comida del Restaurante Da Greco

No menciono los entrantes, en donde no hay nada demasiado destacable. Ese es el punto débil de la carta del Da Greco, con lo que me gustan los entrantes y aquí se echa de menos algo más de imaginación para empezar la comida… Por eso quizá lo mejor es ir directo a los platos principales.

Es difícil elegir entre los platos de pasta y los risottos que verás en la carta del Da Greco, escueta pero contundente. Risotto al parmigiano, gnocchi con tomate, queso y albahaca, spaguetti con gambas y cigala, lasagna a la boloñesa… También algún plato de carne y de pescado, pero aquí lo que de verdad merece la pena es la pasta.





Imprescindibles de verdad son los tortellinis con salsa de trufa blanca al gorgonzola con queso parmigiano. Suaves y cremosísimos como pocos, además de tremendamente saciantes. Me gusta el detalle que tienen en Da Greco cuando vas en pareja o en grupo, a tu acompañante le ponen un plato pequeño con lo que tú estás comiendo y viceversa. Así puedes probar un poco del plato de los demás sin tener que robar comida de su plato con tu tenedor amenazante (algo que personalmente me encanta hacer).

El precio de los platos de este restaurante italiano es muy variable según lo que pidas. Hay principales que no superan los 10 euros, como es el caso los risottos o los fettucinede, mientras que otros como los spaguetti con gambas o la pasta con marisco están por encima de los 20, precios desorbitados a mi parecer porque por muy exquisito que sea el restaurante, estamos hablando de pasta.

Pidiendo dos principales de precio medio, bebidas y postre a compartir, la cena puede salir por unos 45 euros para dos personas.

El detalle
Los jugadores del Barça tienen una mesa con asientos de blaugrana en la que sólo se sientan ellos. Eso se llama trato de favor…

El lujoso ambiente del Restaurante Da Greco

La bonita fachada de la casa que ocupa da una pista de lo que se esconde tras la puerta del Da Greco. Digno de una película de mafia italiana, sus salas de ostentosa decoración rococó están dominadas por muebles de estética señorial, butacas de elegante tapizado y enormes estatuas y bustos de bronce que entorpecen el paso.

Además el Da greco tiene unos salones espectaculares que se suelen utilizar para grupos, en eventos especiales o cenas de empresa. Como curiosidad, tienes que visitar los baños, impecables y lujosos, donde hasta tienen sofás para sentarse.

Una recomendación: es difícil conseguir mesa sin reservar antes, especialmente el fin de semana.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Gracias!

Restaurante italiano Da Greco

¿Dónde? Carrer de Santa Teresa, 10. Barcelona
Teléfono: 932 186 550
Horario: abierto de lunes a sábado de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00 h.
Precio medio: 20-45 € /persona 
Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

5 comentarios en “Da Greco Barcelona, un restaurante italiano a todo lujo

  1. Me invitó mi pareja como sorpresa romantica para mi cumpleños, animado por la recomendación de unos conocidos…
    En mi opinión un restaurante decadente, que seguramente tuvo su momento álgido, pero que ahora deja mucho que desear.
    Solo entrar al local ya nos dimos cuenta que no era lo que nos esperavamos. La decoración no puede considerarse clasica ni acertada. Hay una sobresaturacion de figurillas i estatuas cutres mires donde mires. Desde el mobiliario, al mantel y la vajilla es todo viejo. En fin, para mi gusto todo es recargado, antiguo y hortera.
    Nos sentaron en una mesa que estaba coja y el sofa/banco tenia el tapizado roto con lo que era incomodo. Al traer la bebida del vaiven de la mesa casi se caían las copas, así que a media comida teniamos a una de las camareras arrodillada intentado ponerle un papelito a una de las patas, sin demasiado acierto.
    Las mesas estan muy muy muy juntas, hasta el punto de no poder hablar tranquilamente sin que el de al lado se entere de toda la conversación aún sin estar atento. Encima nos toco una pareja de amigos al lado, que parecian mas interesados en nosotros que en mantener una conversación entre ellos… No es culpa del restaurante, pero lo propicia la disposicion de las mesas.
    Pensabamos que el punto fuerte seria la comida, pero tampoco acertamos. Los entrantes, sin mucha variedad en la carta, y encima horribles y caros. Pedimos un entrante de mozarela y tomate, que no podia servirse con menos gracia, y un antipasta de verduras, que era una sopa de aceite con verduras secas y realmente asqueroso. La pasta no estaba mal, sabia bien y las salsa estaban buenas, pero estuvimos de acuerdo los dos: en el Tagliatella se come igual o mejor pasta por menos precio. Ademas, una de las pastas estaba pasada y se deshacia. Me acuerdo que pedimos un postre, no me acuerdo cual asi que nos lo debimos comer sin pena ni gloria.

    Fue acabar de cenar y irnos sin hacer nada de sobremesa para ir a tomar un coctel a otra parte, buscando un sitio un poco más intimo, mas agradable. Los dos salimos defraudados, y más mi pareja que había preparado la cena con ilusion.

    Conclusion: no volveremos, y no es un restaurante para recomendar.

    1. Hola Xenia! Gracias por tu comentario. Coincido contigo en algunas cosas, como por ejemplo que la decoración es excesivamente recargada y rococó. Quizá porque fui hace tiempo o porque me tocó en otra zona del restaurante, no me pareció que las mesas estuviesen demasiado juntas.

      En cuanto a la comida, coincido en que los entrantes no son nada variados, de hecho cuando fui pedimos el plato principal directamente así que no puedo opinar sobre ellos. La pasta personalmente me pareció deliciosa y me gustó el detalle de que te pongan un pequeño plato de lo que está comiendo tu pareja. Eso sí, hay que tener cuidado con lo que pides, porque hay platos con precios un poco altos.

      No es mi restaurante preferido pero al menos lo que probé sí me gustó. Coincido en que sitios como La Tagliatella están mucho mejor en cuanto a calidad, precio y variedad, pero sí recomiendo ir al Da Greco al menos una vez para probar sus tortellini de trufa blanca.

      Un saludo!

  2. Pues no concordo con los comentarios. Encuentro el local superior con diferencia a la media de los restaurantes tradicionales en barcelona. La comida es deliciosa y el personal atento. Esto es lo que más importa.

    1. Hola Miguel! Recientemente han cambiado de local, yo hablo del antiguo. Desde luego el local es impresionante, pero dadas las buenas críticas que había leído, me esperaba algo más. Ahora, en el nuevo local todavía no los he visitado, puede que tenga que volver! Un saludo y gracias por el comentario

  3. Hay tantos comentarios y tan contradictorios que, la verdad, creo que no voy a probar este restaurante.
    Algunos me han parecido excesivamente pedantes. No se puede hacer una crítica destructiva de un establecimiento llena de faltas de ortografia. Ello resta autoridad a vuestra reseña. “No es lo que nos esperavamos”, por ejemplo.

ESCRIBE UN COMENTARIO