El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Restaurante Tingana, la gastrotaberna del Eixample

¡Vota este artículo!
Promedio: 3

[CERRADO: este restaurante ha cerrado]

El restaurante Tingana es un jovenzuelo en el mundo gastronómico, pero con menos de un año ya se ha ido ganando hueco entre los amantes de la cocina de mercado. Su logo lleno de colores, su carta y la decoración de las paredes evocan a la estética de un circo, no sé muy bien la razón, pero le da un toque divertido a todo para que entres con una sonrisa.

La carta de Tingana está protagonizada por las tapas y raciones mediterráneas, con guiños a la comida peruana e italiana. Lo mejor es pedir todo para compartir, para poder probar más cosas, y eso hicimos. Estas fueron las tapas que disfrutamos:

patatas-bravas-restaurante-tingana-barcelona-tapas

Para empezar pedimos las patatas bravas flambeadas, servidas con salsa de tomate y alioli. Antes de colocar el plato en la mesa, el camarero flambea con un soplete el alioli ante tus ojos, dándole un aspecto parecido al del merengue quemadito de las tartas. Una curiosa forma de servir las bravas de toda la vida, mientras te mira todo el restaurante y envidia tu plato 🙂

ceviche-restaurante-tingana-barcelona-tapas
Al mismo tiempo llegó el “ceviche rojo costeño”, que fue uno de los platos que más nos gustó. Era un ceviche de langostinos, sabroso y muy jugoso, acompañado de un par de tortitas tiernas de maíz.

pulpo-restaurante-tingana-barcelona-tapas
tataki-atun-bravas-restaurante-tingana-barcelona-tapas

Lo siguiente fue el pulpo a la brasa con patatas, servidas con una deliciosa salsa, elaborada con la reducción del propio pulpo. Y por último la hamburguesa de pulled pork con queso, quizá el plato más normalito de la comida, y el tataki de atún acompañado de quinoa con mostaza.

tarta-limon-restaurante-tingana-barcelona-tapas

De postre, ya sabéis lo que me gusta un buen lemon pie, así que era una elección casi obligada. Estaba riquísima, quizá con demasiado merengue (adoro la crema de limón) pero muy sabrosa. Habría comido tres trozos más, pero tampoco era plan de descontrolarse…

Con todo esto ya era suficiente para llenar nuestra panza y nos fuimos más que satisfechos de este bar de tapas mediterráneas, a las que dan su toque creativo. Para la próxima me queda pendiente probar sus arroces, que tenían una pinta estupenda.

Y da igual la hora del día a la que os entre hambre, porque Tingana abre de 9 a 00 de la noche, para servir desayunos, comidas, meriendas y cenas. Un buen restaurante de tapas para disfrutar con los amigos o la familia cualquier día y a cualquier hora.

Reserva en Tingana a través de este banner
(Este banner es un enlace de afiliación. Si reservas mesa desde aquí El Tenedor me dará una pequeña comisión, SIN que a ti te cueste nada. ¡Mil gracias!)



 

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Mil gracias!

Tingana, restaurante de tapas en Barcelona

Dirección: Enric Granados, 149. Barcelona.
Horario: – lunes de 9 a 24 h. Martes a sábados de 9 a 2:00 am. Domingos cerrado.
Teléfono: 932 00 71 46
Precio medio: 15-25 euros por persona
Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

2 comentarios en “Restaurante Tingana, la gastrotaberna del Eixample

    1. Ya me dirás qué te parece! Sí, lo de las bravas ocurre como cuando te pides un soufflé flameado jajaja, que tu plato genera un espectáculo que hace que todo el mundo se lo pida después! jajaj 🙂 Gracias por tu comentario, Kukinhas!

ESCRIBE UN COMENTARIO