El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Restaurante Disfrutar, el nombre ideal para un estrella Michelín

No hay nombre más certero para un restaurante en el que se viene a eso, a disfrutar de la comida. El restaurante Disfrutar, ganador de una estrella Michelín es toda una experiencia, es el resultado de tres genios de la gastronomía: Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch, chefs del antiguo restaurante El Bulli. Ahí es nada.

Fuimos a celebrar mi 30 cumpleaños (la temida cifra que ahora ya me asusta menos), era la ocasión especial perfecta para desembolsar los 105 euros por persona que costó el menú. Sí, pica bastante, pero mereció la pena. Nuestra comida en el Disfrutar solo se puede calificar de increíble.

interior-restaurante-disfrutar-barcelona-estrella-michelin

Primero te enseñan la cocina y te presentan al chef. Ya en la mesa, te explicarán con detalle qué vas a probar. En nuestro caso fue Sofía la camarera que nos atendió con una amabilidad exquisita y nos sirvió un menú así de impresionante:

aperitivo-restaurante-disfrutar-barcelonaEmpezamos con el cócktail del día, una especie de granizado cítrico muy refrescante. El siguiente plato fue “la remolacha que sale de la tierra” (a la derecha de la foto). Lo traen en un recipiente lleno de semillas, la camarera lo remueve suavemente y emergen dos bolitas de espuma liofilizada. Al meterlas en la boca la sensación es de un “bocado aéreo” que se desvanece al entrar en contacto con la saliva.

platos-restaurante-disfrutar-barcelona
Seguimos con un candy salado de nueces y mango, haba tonka y whisky. Venía en una preciosa caja de madera llena de sal, pero lo comestible solo era el mango y el triangulito que veis en el medio.¿Demasiado pequeño? Es que ¡todavía nos quedaban unos 20 platos por probar!

Los platos de abajo, el “multipescadito frito con huevos de trucha y alga codium” y el “pastel de maíz con foie-gras” confirmaron que el Disfrutar es un restaurante diferente.

aceitunas-restaurante-disfrutar-barcelona
Este plato que no es lo que parece, porque lo que ves no son aceitunas, sino bolitas recubiertas de una capa de manteca de cacao más fina que un papel de fumar. La “aceituna” verde está rellena de un licuado de aceituna y la negra es de naranja sanguínea. Nos sorprendió muchísimo este plato.

galletas-huevo-restaurante-disfrutar-barcelona
A la izquierda una recreación de la famosa galleta Artiach, elaborada con helado de parmesan0 y queso Idiazábal ahumado. Su fría temperatura contrastaba con el sabor cálido del queso ahumado. ¡Sencillamente impresionante!

A la derecha una curiosa presentación de la “yema de huevo crujiente con gelatina de boletus“, como si se tratase de un huevo en el nido. Solo era comestible el buñuelo de la parte de arriba. Hay que tener cuidado, porque con tanta decoración en los platos ¡hasta apetecía comerse la paja del nido!

macarrones-dumpling-restaurante-disfrutar-barcelona
A la izquierda, dumpling de setas, envuelto en una finísima lámina de “algo”. Y a la derecha los increíblemente jugos y deliciosos macarrones transparentes a la carbonara. Los sirven sin salsa y la incorporan después, para que veas la transparencia del macarrón. Fue uno de los mejores platos.

Y dirás… ¿cómo se hacen esos macarrones? Pues te lo desvelo en un vídeo al final de este post. Es de lo más curioso y verás ¡cuánto trabajo se esconde detrás de cada plato del Disfrutar!polvoron-de-tomate-restaurante-disfrutar-barcelona-estrella-michelin
Continuamos con este polvorón de tomate y caviar de arbequina, de una textura que se deshacía en la boca, mucho más ligera que la de un polvorón normal. Muy rico.

langostino-guisantes-restaurante-disfrutar-barcelona
Langostinos al ajillo, sabrosísimos. Y a la derecha navajas con guisantes en salsa verde. No me gustaron porque no soporto las navajas, así que las cedí a mi compañante, pero la salsa estaba muy rica 🙂

salmonete-restaurante-disfrutar-barcelona
Excelente presentación de este plato de carne de cerdo disfrazado en forma de pescado. Los ñoquis estaban rellenos de una suave crema de berenjena asada muy sabrosa.
sashimi-carne-restaurante-disfrutar-barcelona
Nigiris de salmón y caballa con coliflor al vinagre, con una textura interesante que recordaba a la del arroz. A la derecha pichón a la marroquí, una carne que personalmente no me gusta, pero de la que dio buena cuenta mi acompañante.

¡Y por fin llegamos a los postres! Tantos pequeños bocados nos habían dejado un poco llenos, pero todavía quedaba sitio para el dulce. Teníamos 4 postres por delante…

 

tarta-al-whisky-restaurante-disfrutar-barcelona
La pinta era increíble, parecía un ámbar, pero fue el postre que menos me gustó. Es curioso porque en esta versión de tarta al whisky, te echan el whisky en las manos, y al comer la esfera su olor acompaña al sabor del propio postre.

tarta-de-queso-restaurante-disfrutar-barcelona-estrella-michelin
Había que tener mucho cuidado al coger este postre, una versión en cucurucho de la tarta de queso, envuelta en una fina lámina de papel comestible.

Estaba hecho por capas: en el fondo la galleta crujiente, después la crema de queso y por último un excelente sorbete de cereza que me dejó boquiabierta. Fue el postre que más me gustó, sin duda.

pimientos-restaurante-disfrutar-barcelona-michelin
Un divertido trampantojo, porque estos no son pimientos de verdad, lo único real es el rabillo del pimiento. El pimiento en sí está elaborado con gelatina de color y relleno de una suave crema de chocolate. ¡Muy sorprendente!
postres-restaurante-disfrutar-barcelona

Y terminamos con un bocadillo de sorbete de mango al cardamomo, y un original algodón de cacao y menta, ¡presentado en una planta de algodón de verdad! Menos mal que ya te avisaban de que las bolas de algodón blanco no se comían (lástima, eran muy apetecibles).

Nuestra experiencia en el Restaurante Disfrutar

Íbamos con todas las expectativas que despierta un restaurante con estrella Michelin, y la verdad es que estaba un poco preocupada de que no nos gustase tanto como el desembolso que suponía. Pero no fue así.

Su comida variada en sabores, texturas y sensaciones, nos encantó. Cada plato es diferente a cualquier cosa que hayas probado.

Me llamó la atención la sincronización que había entre el todo el equipo. Un ritmo frenético para servir platos que requieren mucha preparación y una presentación impecable. Al estar en la barra pudimos ver cómo, si algo quedaba mal presentado, lo tiraban y lo hacían de nuevo. Hay que mantener la estrella Michelín, claro.

 

Nota: conviene reservar con mucha antelación. Nosotros reservamos dos meses antes, y ya no quedaba sitio en mesa, así que imagínate…

 

Restaurante Disfrutar, un estrella Michelín en Barcelona

Dirección: Villarroel, 163. Barcelona
Horario: – martes a sábdo 13 a 14:45 y de 20 a 21:45. Domingo y lunes cerrado.
Teléfono: 933 48 68 96
Precio medio: 105-145 euros por persona
Web: es.disfrutarbarcelona.com
 
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Mil gracias!
Opt In Image
¿Quieres conocer sitios deliciosos?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

8 comentarios en “Restaurante Disfrutar, el nombre ideal para un estrella Michelín

  1. Uissss….En este la cosa no me fué muy bien…. ya para empezar, la demostración del principio de arquimedes, con “la remolacha que sale de la tierra”, son cosas que no me ponen…. los trampantojos, que requieren adorar, tampoco….

    escribí el post con mi sentido del cachondeo habitual y ya se lanzo contra mi, toda la pretoriana de los hermanisimos y discipulos…. 🙂

    Quizas yo sea radical, pero no te pierdas este enlace, que escribe Miquel bonet…. 🙂

    http://zoukmagazine.com/2016/03/29/firmas/salid-y-disfrutad

    PS. si quieres ver el mio, en la columna derecha de mi blog, hay un buscador…

    1. Hola Ricard! Gracias por tu comentario.
      A mí sí me gustó, quizá porque nunca había probado una comida así. Es algo que no repetiría muy a menudo, además de por el precio porque me gusta la comida más real, jajajaja pero me pareció toda una experiencia.
      Voy a leer tu artículo ahora mismo, ya sabes que me encanta el tono en el que escribes 🙂
      Un abrazo!

  2. ESTIC AMB TU, RICARD. A MI EM VA DECEBRE UNA MICA (UNA MICA BASTANT). TOTES AQUESTES ADRIANADES (ALGUNES BONES, ALtres no tant) em van semblar una mica demodé. menció especial per la pseudo-tarta al whisky, un dels plats més mierder que he tastat mai. al dia següent encara em feien pudor les mans a whiskazo!! ah, i la noia que ens va atendre aquell día recitava els plats tan ràpid que semblava que rapejava. això sí, els adri-clons ens van saludar al principi de l’àpat. qué majos!!

    1. jajaja recuerdo haber leído la descripción de la tarta al whisky en tu blog 🙂 A mi ese postre la verdad es que tampoco me gustó mucho, pero el resto me encantaron. Tuvimos también suerte con la persona que nos atendió, muy amable y calmada 😉

  3. muy interesante leer la opinión de un restaurante así! La verdad es que estoy viendo la serie chefs table y me ha generado mucha curiosidad este tipo de restaurantes. al final más que la comida, lo que ofrecen es una experiencia, y si vas con eso en mente (y ademas abierta a probar cosas raras y locas) yo creo que se disfruta mucho:) un abrazo!

    1. Sí, hay que ir con la mente abierta. A ver, es un tipo de restaurante al que no iría todos los meses, primero por el precio y después porque al final la comida del día a día es más “real”. Pero es interesante probar la experiencia 🙂 Gracias por tu comentario, Kath!!

  4. hola
    a mi em va encantar !!!
    trobo que té tota la raó el nom del restaurant, perquè en vaig GAUDIR mooooolt !!!
    i com jo, la resta dels comensals amb els que anava
    enhorabona a tot l’equip !!

ESCRIBE UN COMENTARIO