El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Las mejores patatas bravas de Barcelona (y las más originales)

Seguro que has visto rankings y rankings con las mejores bravas de Barcelona, pero este no es uno más. No, no las busques, las bravas del Tomás no están en este ranking. Serán las más famosas de la ciudad, pero para mi gusto hay decenas de locales con patatas bravas de muchísima categoría que les dan cien patadas.

En este ranking de las mejores patatas bravas de Barcelona verás seguramente, bares que ni conocías o no te esperabas encontrar. También, la final te descubro algunas de las patatas más originales de Barcelona. unas bravas con pesto, unas bravas thai… ¿Me sugieres algún sitio más? Cuéntamelo en los comentarios y dime ¡qué me estoy perdiendo!

Listado de las Mejores Patatas Bravas de Barcelona

 

Senyor Vermut, bravas que pican

Carrer de Provença, 85. Barcelona

Este bar se ha convertido en punto de encuentro obligatorio para amantes del vermut y las tapas. La bomba y las bravas son dos de sus especialidades, que puedes disfrutar en su local con el espíritu de la vermutería de toda la vida.

Sus bravas son cuadradas y un poco crujientes, con salsa bien picante suavizada por un alioli casero espectacular. Sin duda de las mejores patatas bravas de Barcelona.

 


Segons Mercat, tapas de nivel en Barcelona

Carrer d’Aribau, 3 Bis. Barcelona

Sus bravas pueden recordar a las del Bar Tomás, con su aceite salpicado de pimentón que se entremezcla con un alioli casero de escándalo. Fritas sin piel.

Además de por sus bravas, el Segons Mercat se ha convertido en punto por excelencia del tapeo en Barcelona. Los amantes de la fritura adorarán sus croquetas, sus buñuelos y sus calamares a la andaluza. Su ensaladilla rusa, el bikini trufado con mozzarella de búfala y los huevos rotos con foie de pato y aceite de trufas blancas no se quedan atrás.

RESERVA MESA AQUÍ >>

 


Antúnez, tapas de autor en Gràcia

Carrer de Neptú, 18. Barcelona

Muy cerca de Vía Augusta está el restaurante Antúnez, un local que mezcla lo clásico con lo moderno y sirve principalmente tapas y platillos de autor. Su carta incluye platos como las croquetas de calamares, los dedos de salmón con mayonesa miso o las costillas de cerdo al horno con cremoso de patata.

Sus bravas son de las tapas más populares, y no es para menos. Solo llevan una salsa, pero es la leche. En realidad es un allioli de leche con cayena, ajo y pimentón.

RESERVA MESA AQUÍ >>

 


La Porca, tapas de nivel en Barcelona

Carrer Mata, 16. Barcelona

En La Porca las tapas tienen nivel, mucho nivel. Por eso, además de estar en este ranking, lo encontraréis en el post que escribí sobre las mejores ensaladillas de Barcelona.

Hablemos ahora de sus maravillosas patatas bravas, de lo más demandado en su bar. Son unas patatas confitadas con la piel, grandecitas y a diferencia de las demás, llevan un pequeño montón de carne de cerdo asado por encima. Las acompañan con un alioli suave y una salsa de tomate ahumada con chipotle.

Por cierto, también tienen unas interesantes patatas de boniato que puedes acompañar con una salsa a escoger: sweet chili, salsa de tomate seco, salsa de miel y mostaza, etc.

RESERVA MESA AQUÍ >>

 


Bar del Pla, bravas “mansas” deliciosas

Carrer de Montcada, 2. Barcelona

Sus patatas son algo “mansas”, como digo yo, pero aunque no pican están muy bien hechas. Las sirven cubiertas de un alioli suave y por encima un sofrito dulzón con toque de pimentón.

Unas patatas bravas ideales para los que las quieran suavecitas. Además, el resto de tapas que ofrecen son espectaculares, un bar al que ir para comer, para tomar un vermut y lo que se tercie.

 

 


 

Sant Antoni Gloriós, de las mejores bravas

Carrer de Manso, 42. Barcelona

Sus patatas confitadas y de fritura ligera se han ganado una inmejorable fama en Barcelona. Vienen acompañadas de una salsa blanca ligera y un sofrito rojo de sabor ahumado, donde se capta quizá un toque de ajo, pimentón y ñoras.

Sin duda de las mejores bravas de Barcelona, muy sabrosas y adictivas. Tampoco puedes perderte sus otras tapas de la carta, como la ensaladilla rusa, los calamares con samfaina, etc.

 


El Tap, bravas, cerveza y tapeo

Carrer Constança, 8. Barcelona

Café, cerveza y comida. Es lo que ofrecen los chicos de El Tap, en una carta llena de tapas típicas elaboradas con un toque propio. Ensaladilla rusa, alitas de pollo con aslsa vietnamita, tortilla recién hecha, calamares rebozados, y por supuesto… bravas.

Unas patatas bravas impresionantes cortadas en dados, confitadas y fritas solo en aceite de oliva virgen extra. Las acompañan con dos salsas: una lactonesa con ajo escalivado y su salsa “bravona” hecha con tomate, salsa barbacoa y cerveza negra. También ofrecen una opción vegana.

 


Sant Martí, tapas de nivel en Barcelona

Pont del Treball Digne 11. Barcelona

Fui hace tiempo a comer a este restaurante y me encantó. Estaba hasta los topes (antes de la pandemia) y se respiraba un ambiente muy familiar. El personal es realmente amable y su cocina, espectacular. Te llamará la atención su excelente menú del día y su carta, ¡que es súper extensa!

Elaboran unas patatas bravas de diseño, crujientes por fuera y tiernas por dentro. Van rellenas en el interior con dos salsas caseras, un alioli y una salsa brava con pimentón, que combinan deliciosamente bien. Es restaurante súper recomendable, pero es imprescindible ir con reserva porque se llena rápido.

RESERVA MESA AQUÍ >>


Mitte, patatas bravas y especiadas

Carrer de Villarroel, 106. Barcelona

En este elegante restaurante cocinan unas patatas bravas de escándalo. Cortadas en cubos bien grandes y súper cremosas por dentro. Servidas con salsa brava, alioli de ajo escalivado y aceite de lima y cayena.

La carta del restaurante te sorprenderá con platos como el pulpo horneado y soasado, sobre patata a la beurre noir, pimentón ahumado y ají amarillo o sus excelentes carnes como el  solomillo de ternera con salsa bearnesa y patatas fritas.

RESERVA MESA AQUÍ >>

 


Elsa y Fred

Carrer de Rec Comtal, 11. Barcelona

En este restaurante del Born le dan una vuelta a las clásicas patatas bravas. Como ves tienen una pintaza increíble, y el sabor no se queda atrás. Sus bravas vienen acompañadas de una buena cantidad de alioli elaborado con ajo asado, salsa brava y un toque de pimienta negra.

También puedes probar su brunch de fin de semana, que se llena hasta los topes.  Y si es tu día de suerte podrás hacerte con la agradable mesita con sofás que hay al lado de una chimenea.

 





Zarautz, bravas y taberna vasca

Carrer de Elisi, 13. Barcelona

El País Vasco es famoso por sus pinchos y tapas, pero si no puedes ir hasta allí no pasa nada. En esta taberna vasca decorada al estilo tradicional podrás probar su gastronomía más típica: montaditos, tapas frías y calientes y postres caseros para acabar una comida perfecta

Sus bravas son deliciosas, cortadas en cubitos y de fritura perfecta. Las acompañan con una lactonesa casera con ajos asados y un sofrito con guindilla que le da ese punto bravo que tendrían que tener todas las patatas bravas. Y por encima, unas piparras cortaditas para darle un punto vasco a la tapa.

RESERVA MESA AQUÍ >>

 


Tapeo Born, bravas y taberna vasca

Carrer de Elisi, 13. Barcelona

Sus bravas crujientes son de las mejores de la zona, las acompañan con un suave alioli casero y un sofrito de tomate con cebolla y ñora. Merece la pena que por ellas, pises una de las zonas más turísticas de Barcelona.

En la carta encontrarás otras maravillas y tapas tradicionales, como la bomba de la Barceloneta, las berenjenas con miel y lima, los huevos trufados con foie y setas y los canelones de butifarra con ceps.

RESERVA MESA AQUÍ >>

 


Samsara, originales bravas con pesto

Carrer de Terol, 6. Barcelona

Sus patatas bravas ni siquiera son patatas, son boniatos, anaranjados y de fritura estupenda. Los sirven con una salsa de pesto rebosante en cantidad, y la primera vez que los pides el efecto sorpresa es inevitable. Se han ganado una fama en el barrio más que justificada.

A pesar de que el local está decorado como una tetería árabe (¿?), no lo es. Entra sin miedo y sorpréndete con sus tapas creativas. Es un buen lugar al que ir con amigos para una cena relajada.

 


Biercab, bravas muy bravas

Carrer de Muntaner, 65. Barcelona

Sus 30 tiradores de cerveza harán que los cerveceros abran sus ojos como platos al entrar en Biercab. El acompañamiento perfecto para cualquier cerveza son sus patatas “¿Bravas? ¡¡Muy BRAVAS!!… ¿Te atreves?” como ponen literalmente en su carta. No consientas que te desafíen así ¡y pruébalas!

Eso sí, el precio de las cervezas pica bastante, así que no será el típico bar de siempre al que vas después del trabajo. En la foto, a la derecha patatas bravas y a la izquierda patatas con mojo verde.

 


Banna, ¿bravas thai?

Plaça de la Revolució de Setembre 1868, 15. Barcelona

Banna es un pequeño restaurante tailandés de Gracia, con una comida correcta sin más. Y dirás ¿hay bravas en un tailandés? Sí, y de hecho son lo más destacable para mi gusto.

Las bravas tailandesas de este restaurante vienen con una irresistible salsa agridulce de sésamo que te encantará. No aparecen en la carta, pero pídelas sin problema (lo más probable es que las veas en otras mesas).

RESERVA MESA AQUÍ>>

 


Comaxurros, la brava-churro

Carrer de Muntaner, 562. Barcelona

Sí, no me he equivocado. Comaxurros es una churrería, pero es de todo menos tradicional. Por hacer, hasta hacen “churros bravos”, es decir, las patatas bravas en versión churro. Por eso se han ganado su lugar en este ranking, por su originalidad.

Al margen de esta versión salada, tienen un  montón de churros originales que no verás en ningún otro sitio: churros con crema de maracuyá, churros rellenos de crema catalana, de trufa o con vainilla y frambuesa.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Mil gracias!

Opt In Image
¿Quieres conocer sitios deliciosos?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

6 comentarios en “Las mejores patatas bravas de Barcelona (y las más originales)

  1. Las bravas del Pa&Oli, en el carrer Galileu (Sants). La carta del restaurante es un poco pretensiosa (y cara), pero sus bravas servidas a modo de puré y que se comen a cucharadas dentro de un vasito son una auténtica delicia por las que merece hacerles una visita, y la carta de vinos también muy recomendable.

    ¡Un abrazo!

  2. Cerca de la sagrada familia hay un bar/restaurante “chill” que sirve comida muy para turistas, la comida debo decir que no está nada mal. Pero sus bravas para mi es de lo mejor que he probado, no te arrepentiras para nada.

ESCRIBE UN COMENTARIO