El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Gelateria Italiana, helados artesanales que provocan colas

Leí que hace algún tiempo en esta heladería de la Plaça de la Revolució del barrio de Gràcia se formaban colas de 30 minutos de espera, hasta había que coger turno para ser atendido. Al parecer está regentada por unas italianas que se han ido ganando la fama como las mejores heladeras de Gracia, gracias a sus helados artesanos y naturales.

Yo la conocí hace poco y por suerte no he tenido que guardar tanta cola ningún día. Será por la crisis que todo va a menos, aunque sí es cierto que según el día que vayas puede que tengas a unas cuantas personas esperando por delante de ti.

No diré que son los mejores que he probado, porque para una amante de los helados como yo eso son palabras mayores, pero son helados naturales 100% y eso se nota desde la primera lametada. Y parece que mucha gente opina lo mismo porque a pesar de la crisis a este sitio no le falta clientela.

El surtido es amplio, refrescante y colorido, pues producen sus 26 sabores de helado a diario. Por un lado están aquellos helados perfectos para matar el calor, los helados de frutas como el de melón, el de limón, el de casatta (tutti frutti) o el de yogur con frutas del bosque.

Después están los helados más contundentes como el de kinder, el de pistacho, de nocciola o de leche merengada. Y por último sabores diferentes como el de regaliz, de pera, de after eight o el de chocolate negro, que es su producto estrella. Todavía no lo he probado porque me suelo dejar llevar por el de pistacho, que es mi perdición, pero pronto caerá.

¿Una recomendación? Los más espectaculares son el helado de pera, el de plátano, el de melón y el helado de pistacho. Pero en realidad todos los que probé son sabrosos, cremosos y suaves.

Los helados se pueden pedir en tarrinas que van desde los 2,50 a los 4 euros y también en cucurucho. Yo soy más de helados de tarrina y si es grande mejor, ¿no dicen que el helado es digestivo? Igual es psicológico pero para mí lo es; puede que venga recién salida de una comilona de aúpa pero os juro que un helado me salva la vida (y el estómago), es como el bicarbonato, pero con un sabor mucho mejor.

Y si no te apetece un helado también puedes probar sus gofres, crêpes o su yogur artesanal aderezado con el topping que prefieras.

El detalle

Si queréis conocerla un poco más, su dueño, Eduard Gassó lo cuenta en este video de la Gelatería Italiana.

Los helados de la Gelateria Italiana son resultado de la tradición de un negocio que comenzó en 1881. Se producen en la propia tienda, donde está el obrador; el mismo día en que se produce el helado es el día en el que se vende, consiguiendo un producto totalmente fresco que no sufre ningún transporte y que va de la máquina heladera al cucurucho.

El mayor lujo, tomarse uno de los helados de esta Gelateria Italiana sentado en su estupenda terraza o en uno de los bancos de la plaza de la Revolución, en cualquier noche de verano. Da la sensación de estar en vacaciones, aunque al día siguiente sea lunes y haya que trabajar.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Gracias!

Gelatería Italiana

Dirección: Plaça de la Revolució de Setembre de 1868, 2. Barcelona
Teléfono: 932 10 23 39
Facebook: Gelatería italiana Barcelona
 
Opt In Image
¿Quieres conocer sitios deliciosos?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

3 comentarios en “Gelateria Italiana, helados artesanales que provocan colas

    1. Hola Dani! Es verdad que el de melón es increíble pero los otros deben ser de los pocos que no probé todavía. Me lo apunto! Gracias por tu comentario 🙂

ESCRIBE UN COMENTARIO