El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Restaurante Cera 23: copas, arte y buena comida en el Raval

 

Juro que no es porque los dueños sean gallegos, como yo, ni porque sean más majos que las pesetas. Es evidente que la tierra tira, pero este restaurante se merece cinco estrellas porque siendo objetiva, la comida es de lo mejor.

El Raval oculta, entre sus callejuelas oscuras y de mala vida, lugares estupendos como este. Rincones tras puertas oscuras en las que ni se te había ocurrido mirar y no tenías ni idea de lo que te estabas perdiendo tras ellas. Bien, pues el Cera 23 es uno de esos lugares, de los que en cuanto das la primera cucharada ya sabes que vas a volver. Y muchas veces.

Un local humilde aunque arreglado, sin pretensiones, con la cocina a la vista. Todo el protagonismo se lo llevan los platos. Su carta no es demasiado extensa, pero aún así es difícil elegir.

El local, calle Cera 23

El restaurante Cera 23 se sitúa en un pequeño local de un viejo edificio en la calle Cera número 23, de ahí el nombre, en el que no tuvieron que discurrir mucho. Es moderno pero sin pasarse, con una decoración simple pero acogedora. Desde fuera su imagen negra no destaca demasiado y al entrar, la tenue luz inunda toda la superficie.

Tras pasar por una barra de bar, un par de escaleras llevan al comedor. Pocas mesas y sillas de origen desconocido, que manifiestan esta corriente actual de reciclar el mobiliario. Además cada cierto tiempo hacen cosas especiales como proyecciones, cenas temáticas… y los cuadros expuestos en sus paredes suelen estar a la venta

Guillermo, Carlos y Rubén son los tres gallegos autores de esta maravilla de restaurante, que decidieron abrir en el Raval porque piensan que es un barrio con potencial. En una entrevista que les hicieron dicen que una de las cosas que les diferencia es el trato más cercano con los clientes. Doy de fe de que es así, son majos a más no poder.

La comida del Restaurante Cera 23

Ya me ganaron con el primer detalle: un platito con una crema de queso exquisita acompañada por palitos de pan, ¡invitación de la casa! Algo que escasea en casi cualquier restaurante, al menos en Barcelona. Será cosa de que estos gallegos mantienen sus tradiciones porque en Galicia lo habitual es que te pongan algo gratis para picar mientras esperas o cuando pides un simple refresco en cualquier bar.

 

La carta apuesta por la cocina mediterráneo-gallega-italiana y mucha de la materia prima que utilizan procede de Galicia. El marisco, el lacón, el queso de tetilla o la ternera son “da terra”, incluso la cerveza que sirven es Estrella Galicia, mi preferida. También algunos licores son gallegos, como el licor café o la deliciosa crema de orujo.

Después de dudar bastante entre los sugerentes nombre de la carta, elegimos como entrante la ventresca de atún con pimientos del piquillo y cebolla en tempura, realmente riquísima. Acostumbrados al atún en lata, cuando tomas una ventresca buena se nota.

De principal yo pedí el volcán de arroz negro con marisco y aceite de azafrán. Impresionante… impresionante, no puedo decir más. Mi pareja pidió una hamburguesa de ternera Cera 23 hecha con pan crujiente, cebolla caramelizada y una carne que he de reconocer que estaba muy rica (teniendo en cuenta que no soy fan de las hamburguesas de ternera, esto es todo un logro, creedme).


Y de postre una tarta de queso con nutella tibia para mí y una tarta de chocolate de la casa para él. Las dos exquisitas, suaves, nada empalagosas y excelentemente presentadas. Junto con la cuenta, que rondaba los 48 euros, nos trajeron un chupito de regalo para acabar la cena con alegría.

El detalle

En su Facebook tienen fotos de cuando se construyó el local. Se ve un ambiente de lo más familiar entre amigos.

Por cierto que uno de los camareros (y también dueño del restaurante) nos contó que era de Muros, un pequeño pueblo pontevedrés: “me llamo Guillermo. ¿Cómo os llamáis vosotros? ¿De dónde sois?”. Apretón de manos, presentaciones hechas y una pequeña conversación consiguieron que Guillermo ya tenga dos clientes fieles.

Una velada perfecta, por la comida, por la compañía, por el lugar y el personal. Simplemente un 10, con muchas ganas de volver.

Reserva en Cera 23 a través de este banner
(Este banner es un enlace de afiliación. Si reservas mesa desde aquí  El Tenedor me dará una pequeña comisión, SIN que a ti te cueste nada. ¡Mil gracias!)

ElTenedor_web_480x60

— CARTA RESTAURANTE CERA 23 —

Una mezcla de cocina mediterráneo-gallega-italiana que te encantará. Pidas lo que pidas sus platos te sorprenderán por su sabor y su impecable presentación. Un restaurante al que merece la pena volver muchas veces. Puede ver su carta completa pinchando en el botón:

BOTÓN-CARTA
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Gracias!

Restaurante Cera 23

Dónde: C/ Cera, 23. Barcelona
Teléfono: 934 42 08 08
Horario: abierto de domingo a jueves de 9:00 a 2:30 am. Viernes y sábados de 9:00 a 3:00 am
Web: www.cera23.com
Facebook: Fan Page Cera 23
Precio medio: 20-25 € por persona
 
Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook "Top 10. Las mejores hamburguesas de Barcelona"
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

2 comentarios en “Restaurante Cera 23: copas, arte y buena comida en el Raval

  1. Buenas! Buscando nuevos gallegos que probar (la tierra tira, jeje!) decidí hacerte caso y probar el fin de semana pasado el Cera23. Puede que las expectativas fuesen muy altas, que las comparaciones son odiosas o que simplemente que tuve un mal día, pero la verdad es que me decepcionó mucho este restaurante.
    Eramos 4 y pedimos pulpo y ensalada de lacón para compartir y a ninguno de los 4 nos pareció que sobresaliese en ningún aspecto… De segundo optamos por la ternera gallega con crema de tetilla y, aunque la cosa mejoró un poco, tampoco fue como para tirar cohetes, la verdad…
    Un saludo!

    1. Hola Conchi! Es cierto que la tierra tira, sí 🙂
      Me sorprende tu comentario sobre el Cera 23, porque he ido varias veces y se lo he recomendado recientemente a varios amigos, y todos han salido encantados. ¿Conoces algún restaurante gallego en Barcelona para recomendarme?
      Gracias por tu comentario y un saludo de otra gallega!

ESCRIBE UN COMENTARIO