El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

Restaurante Carmelitas, el renacer de la comida divina

interior-restaurante-carmelitas-barcelona

Érase una vez un lugar divino, donde las hermanas Carmelitas hacían su vida en el centro de Barcelona. Hoy, muchos años después, esa divinidad se mantiene pero en forma de comida. Es el restaurante Carmelitas, un bistró atemporal donde se puede disfrutar de tapas y platos de toda la vida, sabores tradicionales traídos a la época moderna.

De la mano de Xavier Pellicer, su fundador, los bocados de Carmelitas mezclan la cocina tradicional mediterránea con platos de la gastronomía catalana, tapas calientes, encurtidos, escabeches y una buena selección de vinos. Y el vermut que no falte.

El restaurante Carmelitas cambió de dueños desde marzo de 2015, y hasta el momento, por lo que leí, no destacaba demasiado. Ahora todo ha cambiado y pude probar de primera mano lo bien que se come en este restaurante situado en el Raval. Su chef, Jorge Reibel, y Norah, nos recibieron con una sonrisa y nos fueron explicando cada plato.

ensalada-pan-restaurante-carmelitas-barcelonapatatas-bravas-restaurante-carmelitas-barcelona

Para empezar nos trajeron una burrata con rúcula y pesto de albahaca, coca de pan con tomate y una ración de patatas bravas rústicas. Todo rico, sobre todo las patatas, que las sirven con una salsa chipotle, muy diferente del habitual all-i-olli, que no me suele gustar demasiado.

Lo siguiente fue un pulpo braseado con aceite de pimentón ahumado y tupinambo, que primero nos llamó la atención por su excelente presentación. Estaba tierno, (quizá un pelín de más, pero como gallega soy exigente con el punto del pulpo) y muy sabroso; venía acompañado de un puré de patata mortero que nos encantó.

pulpo-braseado-restaurante-carmelitas-barcelona

Después nos trajeron un plato que pensé que no iba a probar, la picanha de ternera con salsa de vino tinto y chalotas. Los que me conocéis sabéis que no como apenas carne y que la ternera la aborrezco, pero tengo que decir que después de muchos años sin tomar ternera ¡me comí gustosamente este plato! La salsa estaba deliciosa y le daba un toque estupendo a la carne. El chef consiguió lo nunca visto ¡que me gustase la ternera! (de momento sólo en este plato).

ternera-restaurante-carmelitas-barcelona

De postre una coca de pan con chocolate, sal y aceite de elaboración propia. Con lo que me gusta algo tan simple como el pan con chocolate (recuerdos de niñez) sabía que me encantaría. El pan venía con dos onzas grandes de chocolate encima que estaban fundidas por dentro y tenías que esparcirlas por el pan, con ayuda de un cuchillo. ¡Un bocado divino!

Nos encantó comer en Carmelitas, además la calidad precio es excelente. El trato es amabilísimo y es un restaurante muy tranquilo, una experiencia para repetir.

Reserva en Carmelitas a través de este banner
(Este banner es un enlace de afiliación. Si reservas mesa desde aquí El Tenedor me dará una pequeña comisión, SIN que a ti te cueste nada. ¡Mil gracias!)



exterior-restaurante-carmelitas-barcelona

Restaurante Carmelitas

Dirección: Carrer del Carme, 42. Barcelona
Horario: lunes a domingo de 12 a 00:00 h. Cocina abierta todo el día.
Teléfono: 934615911
Web: Carmelitas web
Precio medio: 20-25 euros.
Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook "Top 10. Las mejores hamburguesas de Barcelona"
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS

5 comentarios en “Restaurante Carmelitas, el renacer de la comida divina

  1. Fuimos al Carmelitas. Ostras!!… El personal super-amable, un encanto la camarera que nos atendió, pero la comida, no tanto. Igual soy muy exigente.

    El canalón vegetal, correcto. Plato fresco ideal vegetarianos.

    Las empanadas de carne, tipo argentino, les faltaba el punto aceitoso que tiene este plato, estaban demasiado secas. La masa de la empanada demasiado compacta, dura y sin sabor..

    El arroz con bolets muy bueno, repetimos, en su punto ideal. Aunque la foto quedó fatal.. Fue lo mejor de la comida…

    La Picanha de carne, como plato estrella, era bastante sosa y la carne muy seca.. Se hacia difícil de saborear, además con una base de puré de patata, el plato quedaba como muy pesado… Eso sí, no nos pusieron tanta salsa como en la foto vuestra.

    Y el postre, la crema catalana, no fue nuestro día, era un tipo mousse compacto, no estaba dulce, muy soso, y sin la textura de natillas, que me gusta, pero eso ya es cuestión de gustos. Eso sí.. Le faltaba dulce…

    1. Hola José Luis! Gracias por tu comentario tan detallado 🙂
      El canelón venegtal y las empanadas no las probé así que no puedo opinar. El arroz tampoco lo probamos, pero con lo que me encantan los arroces y después de leer tu comentario, tengo que pedirlo!

      La picanha de carne a mí me encantó, sobre todo porque odio la ternera y ese plato sí lo comí; la salsa estaba deliciosa.

      Siento que no te haya gustado tanto como a nosotros! Quizá es el día, o los platos. Eso sí, coincidimos en que la atención de la chica es excelente 🙂

      Gracias de nuevo por tu comentario!

  2. El arroz para chuparse los dedos.. Igual fue un mal día, a los restaurantes siempre hay que darles una segunda oportunidad, la picanha de carne con más salsa seguro que mejora mucho.. repetiremos…. y les diremos que extra de salsa…

  3. Me han recomendado mucho este restaurante y tendré que ir, la foto de las bravas tienen una pinta buenísima!!!!, me recuerdan mucho visualmente a las del restaurante #frijolesnegrosbarcelona habrá que disfrutarlas y seguro que me encantan. a ver si me llevo una sensación diferente a la de jose luis y en breve visito el sitio para constatar por mi mismo el buen sabor del carmelitas.
    Un saludo y gracias por el post.

    1. Gracias por tu comentario, Carlo! Yo me llevé una sensación muy positiva, todo estaba buenísimo. Ya me contarás qué tal y si te ha gustado 🙂 Un saludo!

ESCRIBE UN COMENTARIO