El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

¡Una de tapas! Los mejores bares de tapas de Barcelona

Por algunos no pasan los años, llevan décadas preparando las mismas y excelentes tapas de siempre; otros se han arriesgado y dan un toque original al mundo del tapeo. Pero todos estos bares de tapas de Barcelona merecen una visita, o dos, o tres.

¿Qué mejor época que el verano para hacer una ruta de tapas por Barcelona y, si es posible, disfrutar de una terraza al sol? Si te apetece el plan empieza a apuntar a cuáles vas a ir cada semana, que después de la operación bikini te mereces una recompensa. Estés de vacaciones o no, ¡el verano invita al tapeo!
bares-de-tapas-barcelona-la-cova-fumada-bar

La Cova Fumada

Baluart, 56. Barcelona
Por mucha modernidad que haya, este bar se mantiene como si el tiempo no pasase, elaborando las mismas tapas caseras y tradicionales de siempre. La Cova fumada es una leyenda viva en el barrio y es donde se inventaron las famosas bombas de la Barceloneta (una especie de croqueta redonda rellena de carne y patata).
Imprescindibles sus tapas de calamar a la plancha, los buñuelos de bacalao, las “bombas maricas” (sí amigo, aquí los calificativos son de lo más castizo), el pan tostado con all i oli… ¡Bienvenido a un viaje gastronómico al pasado!


bares-de-tapas-barcelona-restaurante-le-bouchon-ok

Le Bouchon

Carrer dels Lledó, 7. Barcelona
Le Bouchon es un restaurante de tapas italianas, ¿a que nunca has probado uno? Forma parte de un bonito hotel de cinco estrellas, y a diferencia de los restaurantes italianos, aquí no destaca la pasta y la pizza, de hecho creo que ni hay pizzas en la carta.
Lo mejor es dejarse aconsejar por el camarero y no pedir los platos más típicos. Os recomiendo los arancini de arroz, que son unas bolitas rellenas de arroz con tomate con un centro de queso fundido; el vitello tonnato, unas finas láminas de ternera rellenas de una pasta de atún con huevo y crema de leche; la croqueta de patata y queso Idiazábal… Y por supuesto no os perdáis sus excelentes postres, sobre todo la pastiera napolitana con crema inglesa de vainilla. ¡Esto de las tapas italianas es todo un descubrimiento!


bares-de-tapas-barcelona-la-esquinica

La esquinica

Paseo de Fabra i Puig, 296. Barcelona
Alejada de la zona turística, esta tasca aragonesa es ya todo un referente en el mundo de las tapas en Barcelona. Después de 45 años se ha convertido en uno de los bares de tapas con más prestigio de Barcelona.

Más de 50 tapas diferentes habitan su carta: calamares a la romana, chipirones, chistorra de Navarra, longaniza de Aragón, almejas a la plancha, jamoncito de Teruel, morro frito, bacalao al Pili Pili, croquetas caseras y sus famosas patatas bravas. El chute de colesterol más sabroso.


bares-de-tapas-barcelona-bar-jaica-barceloneta

Bar Jai-Ca

Carrer de Ginebra, 9 y 13. Barcelona
En la zona de la Barceloneta hay un montón de bares de toda la vida que ofrecen tapas tradicionales a guiris y autóctonos. Uno de ellos es Jai-Ca, que desde 1955 sirve tentadoras tapas de chipirones, croquetas, pulpo a la gallega, buñuelos, patatas bravas, pinchos morunos…

Sólo hace falta ver la cantidad de gente que lo frecuenta a todas horas, hasta han tenido que abrir otro bar en la misma calle para poder satisfacer la demanda. La buena materia prima y los precios asequibles, le garantizan una clientela constante y muy fiel. No apto para dietas.


bares-de-tapas-barcelona-restaurante-samsara-ok

Samsara

Carrer Terol, 6. Barcelona
De este bar de tapas os hablé en otra ocasión, por sus originales bravas, pero el resto de tapas son igual de sorprendentes. En su local de luz tenue, mesas bajas, y música chill out, puedes disfrutar de tapas originales y sabrosas.

Muy recomendables los canelones de ceps, los rollitos de magret de pato con provolone y piñones, las croquetas de gambas, el chupa chups de tempura de espárragos con romesco o los langostinos en gabardina de kikos sobre crema de parmesano. Qué, ¿cómo te quedas?


bares-de-tapas-barcelona-restaurante-o-retorno-ok

O retorno

Comte d’Urgell, 168. Barcelona
No se me podía escapar recomendaros un restaurante gallego con unas tapas maravillosas. Aviso: aquí hay que venir con hambre. Es “O retorno”, mi restaurante gallego preferido y con una excelente relación calidad precio.

Como era de esperar el pulpo a la gallega con cachelos es plato imprescindible. A menos que seáis 3 o 4 os recomiendo pedir media ración, porque aquí las cantidades se miden con proporción gallega (lo cual quiere decir que son enormes). Por poner un ejemplo, una mariscada de 40€ recomendada para dos personas, llega bien para 3 ó 4. Además del pulpo, no os perdáis la sepia, los chocos rebozados o el lacón con cachelos.
Advertencia: además de ir casi sin desayunar, es imprescindible ir con reserva.


bares-de-tapas-barcelona-restaurante-kuai-momos-ok

Kuai momos, tapes amb palillos

Carrer Martínez de la Rosa, 71. Barcelona
¿Sabías que las tapas también se pueden comer con palillos? Ese es el concepto de Kuai Momos, un restaurante de especialidades asiáticas donde podrás probar diferentes comidas en formato tapa. Os recomiendo pedir varios platos para compartir y probar un poquito de todo.

La carta tiene fotos con los platos para que te sea más fácil elegir. Dos platos que me sorprendieron mucho fueron el pollo rebozado en sésamo (en la foto) y las berenjenas a la Shangai, envueltas en tortillas de maíz y sazonadas con jengibre y ajo. Además tenéis platos muy apetecibles como el pastel de pescado frito, las brochetas de pollo con salsa indonesa o las costillas de cerdo maceradas en miel, soja y limón. ¡Un tapeo diferente!


bares-de-tapas-barcelona-quimet-i-quimet-ok

Quimet i quimet

Carrer del Poeta Cabanyes, 25. Barcelona
Es el típico bar de tapas de toda la vida, un templo imprescindible para los amantes del tapeo. Quite i quite lleva desde 1914 deleitando a los vecinos del barrio con sus quesos, ahumados, tapas mediterráneas, y algunas combinaciones más creativas. En su carta, croquetas de bacalao, foie gras con setas, esturión con piquillos y una gran variedad de montaditos: de alcachofas queso y caviar, montaditos de pez espada con tomate seco, de salmón con yogur y miel trufada…
Su bodega es otro de los puntos fuertes, incluso algunas bebidas las elaboran ellos de forma casera. Y para darle un punto todavía más auténtico el tapeo se hace de pie, así que ¡a socializarse!


bares-de-tapas-barcelona-restaurante-carmelitas-ok

Carmelitas

Carrer del Carme, 42. Barcelona
El Carmelitas no es un bar de tapas sino un bistró, lo que presupone unas tapas de categoría, basadas en platos de toda la vida y sabores tradicionales con un toque moderno. Platos de la gastronomía catalana, encurtidos, escabeches, tapas mediterráneas, y una buena selección de vinos, y por supuesto vermut.
Os recomiendo sus deliciosas patatas bravas, que sirven con una salsa chipotle  muy diferente al habitual all i oli, o el pulpo braseado con aceite de pimentón ahumado y tupinambo.


bares-de-tapas-barcelona-restaurante-el-nacional-ok

El Nacional

Passeig de Grácia, 24. Barcelona
En este macro-restaurante hay de todo, y una de esas cosas es un bar de tapas. Es curioso cómo funciona el sistema de pedidos: los camareros van sacando platos y más platos de la cocina y anuncian a vida voz lo que llevan en la bandeja. Si te interesa sólo tienes que levantar la mano o pegar un grito para que te sirvan una ración. Hay que estar atento porque algunos platos se acaban a la velocidad de la luz.

Y si no te convencen las tapas, dentro de la enorme nave de El Nacional encontrarás otras alternativas: un restaurante de pescados, una barra de vinos y embutidos, una barra de ostras, una brasería  y una parada para tomar bocadillos o algo rápido.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¡Mil gracias!

Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook "Top 10. Las mejores hamburguesas de Barcelona"
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS