El blog de restaurantes de Barcelona que se disfruta sobre la mesa

La niña de mis ojos, un restaurante donde te costará compartir plato

Encontré este restaurante en El Tenedor y después de ver la pinta de los platos y las buenas críticas, salí disparada. Y para qué os voy a mentir, el nombre me llamaba muchísimo. Así que allí fuimos con mucha hambre y ganas de probar aquellos platos “de foto”, casi tan bonitos como el local que ocupa el restaurante.

La niña de mis ojos es un restaurante no muy grande, con mesas repartidas en dos pisos. Acogedor, bien decorado e iluminado y lleno de detalles románticos, aunque es perfecto para ir tanto con pareja como con amigos.

La carta está basada en la cocina mediterránea pero todos los platos tienen un toque propio que los hace diferentes. Por ejemplo, sus patatas bravas no son las habituales, sino que tienen mucho más “diseño”, podríamos decir.

Después del rico aperitivo por cortesía de la casa que podéis ver debajo, unas esferas de daikiri que explotaban en la boca, empezaron a traernos los platos que habíamos elegido.

Primero una ensalada de gambas y centollo, riquísima y suave. Era para compartir así que el cuenco se nos quedó pequeño!

Y al mismo tiempo llegó la cecina con rúcula, parmesano y toque de limón. Los que sigáis el blog sabréis que no me gusta demasiado la carne en general y ir odio la ternera (para las críticas de carne echo mano de mi , un carnívoro empedernido), pero la cecina es otro cantar. ¡¡La adoro!!

Después llegaron los principales: un steak tartar para satisfacer las necesidades carnívoras de mi acompañante y un atún en refrito de tomate para mi.

Lo he veis encima del steak tartar es una falsa yema de huevo, que en realidad contenía todo el aliño que se le echa a este plato: alcaparras, huevo, aceite y anchoa. Simplemente había que romperla y mezclar, algo que desgraciadamente hizo la camarera… Jolín, con lo que me apetecía hacer un stories rompiendo la yema.. xD

El atún rojo venía preparado con un refrito de tomate, huevo poché y coronado con un enrejado de patas paja. Para comerlo aconsejaban romper el huevo y mezclar los ingredientes. Un plato muy sabroso del que habría comido más!

Para el postre no pudimos elegir otro que la torrija, un dulce que si está bien hecho me parece irresistible. Un año fui a la Semana Santa de León, donde los bares hacen sus propias torrijas e incluso hacen un concurso, y fui la persona más feliz del universo.

Esta torrija estaba crujiente y bastante sabrosa, con una bola de helado. No voy a decir que es de las mejores que he probado, porque tengo el listón muy alto y en Leon hay mucho nivel, pero nos gustó mucho.

Es un restaurante que creo que repetiré porque nos quedaron platos por probar que pintan muy bien, como las patatas bravas o el pata de pulpo a la brasa, que siendo gallega sabéis que un buen pulpo me nubla la vista.

—– CARTA DE LA NIÑA DE MIS OJOS—–

La carta de este restaurante esta muy pensada para compartir, por eso tiene una buena variedad de tapas y platillos. Aunque también encontrarás segundos platos para disfrutar tú solito y por supuesto postres caseros para los que merece la pena dejar hueco. Si quieres ver la carta del Restaurante La niña de mis ojos pincha en el botón.

BOTÓN-CARTA

La niña de mis ojos

Dirección: Carrer de Laforja, 83. Barcelona
Horario: martes a sábado de 13:00 a 20:30 a 23:30 h. Dmingo y lunes cerrado.
Teléfono: 931 57 85 99
Precio medio: 20-30 euros/persona.
Opt In Image
¿Te gustó este post?
Suscríbete a la newsletter y recibe gratis el ebook "Top 10. Las mejores hamburguesas de Barcelona"
28 ENERO 2017
3 COMENTARIOS
ÚLTIMOS COMENTARIOS